¿Por qué Mindfulness?

No necesitamos pensar más, sino utilizar nuestras mentes de otra manera.

Todos sabemos que necesitamos movernos para sentirnos bien. Hacer ejercicio físico es clave para nuestro bienestar fisiológico. ¿No es de cajón, entonces, que hacer ejercicio mental es clave para nuestro bienestar psicológico? Sin embargo, la gran mayoría de nosotros ya pensamos lo bastante y no necesitamos pensar más, sino utilizar nuestras mentes de otra manera. La práctica de Mindfulness nos ayuda a relacionarnos con aspectos de nuestra vida de una forma diferente de la habitual.

Entrenando el músculo de la atención

Hoy en día, el problema ya no es cómo encontrar información sino cómo seleccionar la información relevante entre las multiples fuentes disponibles. Por este motivo, es crítico poder dirigir eficazmente nuestra atención.

¿Qué beneficios puedo esperar por practicar Mindfulness?

Mindfulness nos puede ayudar a reducir el estrés, a gestionar emociones difíciles y a apaciguar el parloteo mental. Otros posibles beneficios incluyen mayor productividad y mejor memoria. En general, Mindfulness puede aumentar nuestro bienestar y ayudarnos a estar más presentes en nuestras vidas.

¿Por qué hacer un curso en vez de leer un libro sobre Mindfulness?

Hay muchos libros muy buenos sobre Mindfulness, pero el acto de leer suele activar nuestros pensamientos aún más. Está claro que no podemos cambiar nuestra manera de utilizar nuestra mente a través de los pensamientos por sí mismos. Puedes aprender las reglas del tenis de un libro, pero sólo aprendes a jugar al tenis jugando. Del mismo modo, Mindfulness se aprende practicando.

El cómo es más importante que el qué

Si ya sabes de qué se trata Mindfulness, ¿qué aporta un instructor? Un instructor de Mindfulness personifica y transmite las actitudes más conducentes a la práctica. La actitud con que hacemos algo siempre influye en los resultados obtenidos, pero es especialmente importante en la práctica de Mindfulness. Por ejemplo, si tenemos altas expectativas que no se cumplen de inmediato, tendemos a buscar una solución al “problema”, lo que nos puede hacer entrar en un bucle de pensamientos no productivos.

El día de prácticas

Igual que uno no se plantearía participar en una carrera de larga distancia sin haber entrenado, se pueden considerar las primeras seis semanas del curso de Mindfulness como un entrenamiento para poder aprovechar un día completo de prácticas de Mindfulness. Mucha gente que ha realizado el día intensivo de prácticas comenta haber tenido experiencias e “insights” muy profundos.

¿Es terapia de grupo?

No es terapia. En las clases realizamos prácticas juntos y, si queremos, comentamos nuestras experiencias de las propias prácticas. El efecto grupal refuerza la motivación para practicar y todos podemos beneficiarnos de los aprendizajes de los demás miembros del grupo.

Sólo tú puedes cambiarte a ti mismo/a

En la práctica de Mindfulness, el instructor y el grupo son elementos que facilitan el cambio, pero el trabajo verdadero lo tienes que hacer tú. Por eso, los participantes del curso reciben recomendaciones de prácticas para hacer en casa, acompañadas por audios guiados. Las personas que practican con más regularidad suelen obtener los mejores resultados y, cuanto mejor sean los resultados, más fácil resulta mantener el costumbre de practicar.

¿Por qué 8 semanas?

8 semanas son suficientes para instalar un nuevo hábito. Nuestros cerebros son plásticos y cómo los utilizamos afecta a los vínculos entre las neuronas. Se han podido detectar cambios estructurales en áreas del cerebro asociadas con el control de emociones y el estrés después de tan sólo 8 semanas de práctica continuada de Mindfulness. Practicar deporte te puede hacer sentir bien, pero si no lo practicas con cierta regularidad, no puedes esperar ningún efecto duradero ni cambios en otros aspectos de tu vida.

Mindfulness en el día a día

Para nada sirve practicar Mindfulness si no tiene ningún impacto en tu día a día. Mindfulness es un estado innato que cultivamos y que podemos aplicar a todo que hacemos. Las prácticas que realizamos en condiciones tranquilas nos preparan para poder practicar Mindfulness en nuestras vidas caóticas y ruidosas.

¡Apúntate!

Los cursos de Mindfulness de 8 semanas se suelen ofrecer en invierno, primavera y otoño. El siguiente curso que imparte Attention Coach empieza el 2 de Octubre. Si quieres saber más, ponte en contacto a través de este formulario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *